Dan A. Rodriguez Articles and Podcasts

Dan A. Rodriguez Articles and Podcasts header image 1
June 28, 2016  

Redención de Toda Maldición Parte 6

Parte_6_pic.jpg

De momento, el mensaje de la Palabra de Dios por medio del pastor cambió, ¡y nos dejó a todos sumergidos en la presencia de Dios! Cuando terminó el servicio, nadie quería irse. Este servicio fue uno de esos momentos inolvidables en la gloria del Señor Jesús. 

Este mensaje te agarra y no te suelta. Empieza con un corto repaso de algunos puntos principales de la serie, pero de momento cambia a hablar del verdadero significado de tener a Jesucristo como Señor de tu vida (Romanos 10:9). Si realmente El es tu Señor, lo amas con la obediencia a Su Palabra y mandamientos (Juan 14:21-23, 14:15), estás dedicado a El, y le sirves (Mateo 6:24). Jesucristo como Señor de tu vida indica que El es tu dueño, has humillado tu voluntad para hacer la del Padre (Mateo 7:21), y has determinado obedecerle en todo lo que te dice (Lucas 6:46). 

Hay testimonio en el mensaje de cuando el Señor sanó al hermano Dan en el 2006 de una enfermedad devastadora que ningún médico pudo diagnosticar. Sin diagnóstico ni tratamiento apropiado por varios meses, Dan seguía bajando de peso, no dormía, rehusaba comer, y tenía unas ojeras del tamaño de toronjas. No salía de su dormitorio por días y lo pasaba acostado en la cama en posición fetal. Ya no podía hablar, y lo único que le salía por la boca eran las lenguas. ¡Pero, el Señor lo liberó gloriosamente! 

 

June 21, 2016  

Redención de Toda Maldición Parte 5

breakthechains.jpg


Pero Cristo prefirió recibir por nosotros la maldición que cae sobre el que no obedece la ley (Gálatas 3:13-14 Traducciónen Lenguaje Actual TLA).

La Nueva Traducción Viviente rinde este verso, “Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley.”

La maldición dictada en la ley en Deuteronomio 28:15-68 fue la misma maldición que fue desatada en toda la tierra con la desobediencia de Adán y Eva en el jardín del Edén.

Al hombre le dijo: —Como le hiciste caso a tu mujer y comiste del fruto del árbol del que te dije que no comieras, ahora la tierra va a estar bajo maldición por tu culpa; con duro trabajo la harás producir tu alimento durante toda tu vida (Génesis 3:17 Dios Habla Hoy).

Adán dio entrada a la muerte (Génesis 2:17- Heb. “en morir morirás” – que es muerte de todas clases, en todas las áreas, y en todos los niveles de la existencia humana; Romanos 5:12) y Dios le llama a esta muerte la maldición. La palabra maldición describe la actividad de la muerte en la tierra. La culpa de que la tierra estuviera bajo maldición la tenía el hombre. No fue la culpa de Dios ni fue por “causa” de Dios. Muchas traducciones en español indican que fue por causa y culpa del hombre que vino la maldición.

Dios no es el culpable ni es el autor de la maldición. Esa declaración es problemática para la tradición porque aparenta contradecir a un sin número de escrituras que indican que Dios es el que enferma, mata, y destruye. ¿Que hacemos con todos estos versos que aparentan contradecir el Nuevo Testamento que enseña que Satanás es el que viene para enfermar, oprimir, matar, hurtar, y destruir? Vea a Juan 8:44, 10:10; Apocalipsis 9:11; Hebreos 2:14, 15; 1 Juan 3:8; Hechos 10:38- TODOS los que Jesús sanó fueron oprimidos por el diablo (no Dios) y El sanó multitudes de todas clases de enfermedades, etc.

Una de las revelaciones mas importantes para el creyente entender esto se encuentra en los libros de Job y Jueces. Enseñamos en este mensaje de ambos libros. 

La historia de Job ha sido enseñada a través de ideas tradicionales que están en error craso. Lo que decimos y mostramos acerca de Job (especialmente de los primeros 3 y últimos 10 capítulos) del libro te estremecerá.

El libro de Job da un vistazo tras bastidores en el cielo durante un tiempo en que Satanás tenía acceso delante de Dios. Job trata de justificarse ante Dios en el capitulo 31 conforme a los 10 mandamientos y mas). Pero no cumplir con estos mandamientos morales no fue la razón porque Job fue entregado en mano de Satanás. Fue este diablo el responsable de matar a todos sus hijos y siervos (cap. 1). El diablo fue el que lo enfermó de cabeza a pies (2:7).

¿Porque fue entregado Job a Satanás para la destrucción de todo lo que tenía? Conforme a la tradición esa fue una “prueba” de su carácter e integridad porque Dios a veces prueba a seres humanos de esta forma. Otros piensan que Dios quiso afligir a Job por alguna razón misteriosa de Su voluntad. No, no fue por algún capricho divino. No fue porque Dios es soberano y le dio la gana entregar a Job a Satanás. Todas esas ideas y un gran número mas que he oído en predicas, libros, y entre creyentes, están en error.

Oye la enseñanza y oirás razones reales y bíblicas de porque Dios tuvo que entregar Job a Satanás. Esta enseñanza corrige muchas ideas anti bíblicas y abrirá tus ojos a lo que es la ira de Dios y Su justicia, y cuando es que el Juez Justo sobre toda la tierra debe emitir sentencia.    

June 14, 2016  

Redención de Toda Maldición Parte 4

G_latas_3-13-Parte_4-Redencion_de_Toda_M

Pero Cristo prefirió recibir por nosotros la maldición que cae sobre el que no obedece la ley (Gálatas 3:13-14 Traducciónen lenguaje actual TLA).

 

Aunque la redención de toda maldición fue provista en Cristo por Su gran sacrificio, es por la fe que le echamos mano. Por esto el apóstol continúa en el verso 14: “para que la bendición de Abraham llegara por Cristo Jesús a los gentiles, a fin de que recibamos la promesa del Espíritu por medio de la fe” (Gálatas 3: 14 RVA-2015). Tanto la redención como la bendición es por medio de la fe. Demanda tu participación, confianza, y obediencia.

No hay tal cosa como recibir de lo que Dios proveyó en Cristo sin la activación de fe. 

La Reina Valera Actualizada (2015) traduce a 1ra Timoteo 1:4b: “Al plan de Dios, que es por la fe” (RVA 2015). La versión en ingles New English Translation dice: “El plan de redención que es por la fe.” 

TODO lo provisto por Cristo a través de Su gran sacrificio y redención se recibe y se activa por medio de la fe! No te cae encima como los cocos de una palma o como aguacates maduros! No vienen por un acto de la misteriosa voluntad o la “soberanía” de Dios sino que es por la fe en lo que El dijo e hizo por nosotros!

 

Somos salvos por medio de la fe (Efesios 2:8). Fue el regalo de Dios (gracia) pero vino a ti por la fe.

Tenemos acceso o entrada a la gracia (Gr. regalo, don, favor) de Dios por medio de la fe (Romanos 5:2 RVA, NBD, NVI, RVC).

 

La sanidad viene por la oración de fe (Santiago5:14, 15).

 

La oración no funciona sin la fe (Santiago 1:5-7).

 

Victoria en Cristo es por la Fe (1ra Juan 5:4).

 

Es imposible agradar a Dios sin fe (Hebreos 11:6).

 

Todo lo que no proviene de la fe es pecado (Romanos14:23). 

Muchos versos mas se refieren a esta verdad!

El problema mas grande es una interpretación errónea de lo que es la fe. La fe no es tus credos o creencias. Una interpretación incompleta de lo que es la fe es común en el cristianismo moderno.

¿Qué es la fe? Ante todo, la fe es mantener una relación con Dios y Cristo Jesús. La fe incluye creencias, confianza, certeza, seguridad, y una convicción de que Dios es fiel a Su Palabra, pero hay mas. Fe también es cedera Dios y Su Palabra y no rebelarse o desobedecerle. Fe es estar sometido a Dios, obedecer Su instrucción personal a ti (ser dirigido por Su Espíritu), y cumplir con mandamientos morales. Es imposible operar en fe y a la misma vez vivir en pecado. Fe es también alinear tus palabras y acciones conforme a la Palabra de Dios. Fe se humilla a Dios, se arrepiente, y confiesa sus pecados al Señor (los reconoce y no los esconde). 

¿Quieres empezar a entender mas sobre que es la fe? Estudia la lista de los héroes de la fe en Hebreos 11 y empezarás a ver que se incluye en la fe. Incluye todo lo que te mencioné en el párrafo anterior y mas.

Este mensaje hará que tu fe rompa a través de barreras y ataduras. Vendrá a ti revelación de lo alto de autoridad y poder en el Nombre de Jesús. ¡No te pierdas esta enseñanza!

 

June 8, 2016  

La Redención de Toda Maldición Parte 3

Redendencion_de_Maldicion_Parte_3_jpeg.j

Lee lo siguiente cuidadosamente y no llegues a conclusiones erróneas antes de leerlo por completo. La escritura no dice que Cristo nos redimió de la ley. Baja la piedra y sigue leyendo. 

La escritura no dice que Cristo no redimió de la ley porque la ley era una maldición. Sabías que hay aquellos que enseñan que la ley era mala, horrible, una maldición, y que nadie la podía guardar porque era tan difícil. Es mas, mucho de este error ha estado con la iglesia por siglos, pero en nuestros días ha resurgido y se ha propagado con las ideas de una gracia que no es escritural. ¿Que dice la Palabra de Dios?

Pero Cristo prefirió recibir por nosotros la maldición que cae sobre el que no obedece la ley (Gálatas 3:13-14 Traducciónen lenguaje actual TLA).

La Nueva Traducción Viviente rinde este verso, “Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley.” No, la maldición no era la ley de Dios dada exclusivamente a Israel, ni tampoco era la maldición los mandamientos que imponían reglas morales de conducta santa. La redención fue de la maldición que vino sobre este planeta por causa de la traición y desobediencia de Adán (Romanos 5:12, Genesis 2:17, 3:17). La redención de Cristo fue de la maldición dictada (y detallada) bajo la ley como vemos en Deuteronomio 28:15-68. De todo lo detallado allí fue de lo que Cristo nos rescató. 

Conforme a Romanos 7, la ley no es pecado (v. 7), y el mandamiento de Dios era para vida (v.10). El problema nunca fue la ley de Dios o Sus mandamientos. El pecado era el problema porque el pecado produce la muerte (v. 11; Romanos 6:23). El capítulo 7 continúa destrozando muchas ideas erróneas acerca de la ley de Dios. En el verso 12 dice: “Así que la ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno.” La ley no era una maldición, mala, horrible, injusta, y desagradable. Conforme al apóstol Pablo la ley era santa y el mandamiento de Dios era santo, justo y BUENO. 

Como si fuera para darle un tapaboca a todos los que piensan y enseñan que la ley era carnal, solo tenía que ver con obras hechas en la carne, y que los que estaban bajo la ley existían en un nivel bien bajito espiritual, Pablo insiste y corrige a muchos cuando escribe, “La ley es espiritual” (v.14).  ¿La ley de Dios era espiritual y no carnal? ¡Que bofetada a todos los que enseñan que la ley era “obras de la carne,” “obras,” u “obras de la ley”! Obviamente estas frases han sido seriamente malinterpretadas por muchos. Si el apóstol Pablo hubiera oído algunas de las sandeces que se predican hoy en nombre de la gracia, se echaríaa correr entre todo el pueblo, se rasgaría la ropa, y gritaría, “¡Herejía y doctrinas de demonios!”

Las leyes ceremoniales que fueron dadas exclusivamente a Israel se cumplieron a cabalidad por la venida, sacrificio, y exaltación de Cristo Jesús. Esto incluye todas las leyes referentes a el sábado, sacrificios-holocaustos, sacerdocio que ministraba en el Templo, el Templo terrenal, fiestas, reglas de comidas, circuncisión, etc. Ningún cristiano está bajo obligación cumplir con estas leyes de tipo ceremonial. En estos estudios hacemos referencias a muchos versos en el Nuevo Testamento que prueban estas realidades.

PERO, (y es un “pero” en mayúsculas y con gran énfasis), el sacrificio de Cristo no deshizo ni eliminó la necesidad de cumplir con los mandamientos morales como resumidos en el mandamiento de amar al prójimo (Romanos 13:9, 10). Esta es una distinción enfatizada por Pablo. El apóstol Pablo demanda un carácter cristiano que se aleja de TODO lo que era prohibido (idolatría, inmoralidad sexual, adulterio, incesto, robo, homicidio, odio, codicia, homosexualidad, hechicería, la mentira, etc.) y TODO lo demandado por los mandamientos morales de Dios (honrar padre y madre, amar al prójimo, hacer bien a la viudas y huérfanos, etc.) en el Viejo Testamento. Esto muestra una continuidad entre los Testamentos en áreas de la moralidad y carácter íntegro y ético. Escribo esto sin ni mencionar a Pedro, Juan, Santiago y el resto del Nuevo Testamento que enseña sobre estas verdades.

Que nadie te engañe diciéndote que ya no hay mandamientos demandados de cristianos. Lee las epístolas por tu cuenta y subraya todas las ocasiones que hace alguna referencia a como debe vivir el cristiano.En todas sus epístolas, Pablo insiste que los creyentes en Cristo deben vivir una vida santa basada en los mandamientos de Dios. Solo los espiritualmente cegados por un espíritu de error pueden negarlo.

Recomiendo que también oigas los primeros dos mensajes de esta serie. ¡Que seas ricamente bendecido(a) por la Palabra ungida de Dios!

June 1, 2016  

La Redención de Toda Maldición: Parte 2

image_of_breaking_chains_with_cross-part

Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición dictada en la ley. Cuando fue colgado en la cruz, cargó sobre sí la maldición de nuestras fechorías (**desobediencia y rebeldía). Pues está escrito: Maldito todo el quees colgado en un madero. (Gálatas 3:13 Nueva Traducción Viviente- NTV- **mi adición a esta versión para aclarar que no fueron solo actos desagradables sino que fueron la desobediencia y la rebeldía en contra de los mandamientos de Dios.)

La Maldición Como Obra del Diablo

Estamos viendo que la maldición es obra del diablo y no es obra de Dios. Usamos numerosas escrituras y traducciones para comprobar esta verdad y corregir la idea que Dios es el autor de la maldición. Dios mismo le dijo a Adán que fue su culpa que la maldición vino sobre la tierra por causa de su desobediencia y rebeldía (Génesis 3:17 RVA).

Cristo se manifestó para deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8) y nos redimió de la maldición, así que la maldición no puede ser la obra de Dios. Cuando se estudia la maldición dictada en la ley en Deuteronomio 28:15-68, suena como si Dios es el autor de la maldición. Esto es un problema para el que cree las ideas tradicionales sin estudiar mas a fondo. En Deuteronomio 28 hay claves y respuestas. 

Aquí tienes puntos importantes que empiezan a desenredar todo esto:

 

  1.  La maldición viene por causa de desobediencia a los mandamientos. Deut. 28:15, 47, 62
  2. La maldición viene por causa de Dios entregar al rebelde y desobediente al enemigo. V.25- Asi pasó con Job, igual a  1ra Cor. 5:5, Nehemías 9:27-30, Mat. 18:34, 35; 1ra Tim. 1:20.
  3. La maldición es expresión de la muerte y el pecado. Gen. 2:17, 3:17- Dios llama toda expresión de la muerte en la tierra la maldición- Rom. 5:12; Heb. 2:14, 15; 1ra Cor. 15:26; Apoc. 22:3.
  4. Toda enfermedad y dolor está bajo la maldición (Deut. 28:61). TODA enfermedad viene por causa de la opresión del diablo. Ver Hechos 10:38. Entonces mira a Mateo 4:23, 24. TODOS los que Jesús sanó fueron oprimidos por el diablo (Hechos 10:38). Ni una sola persona que Jesús sanó en TODO Su ministerio fue oprimido por Dios. Jesús sanó a multitudes enteras de toda enfermedad y dolencia. Jesús nunca le dijo ni a uno de entre multiples miles de personas que Dios era el autor de su enfermedad o dolor. 

Oye este mensaje y empieza a enderezar tus pensamientos conforme a la Palabra de Dios. Muchos no reciben sanidad o un milagro hoy porque culpan a Dios por sus problemas, dolencias, y/o enfermedades. Mientras uno siga culpando a Dios uno no puede recibir ayuda de El. Asi hay muchos hoy entre cristianos. La exposicion de la Palabra te trae luz de Dios hoy (Salmos 119:130).  

1.     

Play this podcast on Podbean App