lightpath2.jpg

 

 

Dios da mayor (una manifestación mas grande) gracia. El resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes (Santiago 4:6). En esta serie, hemos estudiado con bastantes detalles que fe y humildad están conectadas de manera inseparable. Fe no existe sin la humildad y la verdadera humildad no existe sin fe.

Soberbia es lo que recibe la resistencia divina de Dios. Esto indica que soberbia es un enorme estorbo para la fe. El significado básico de soberbia es arrogancia, altanería, orgullo. Dios se alista para la guerra en contra de (def. de resiste) el que está en la soberbia. Es esencial entender bíblicamente lo que es la soberbia para alejarnos de ella. La Biblia no tiene nada bueno que decir acerca de los que practican la soberbia. Dios la aborrece. ¿Por qué? Vas a tener que oír el mensaje.

“¡Hermano Dan, yo no soy orgulloso ni altanero,” dirán algunos. Muy bien, entonces oye este mensaje y asegúrate que es verdad lo que dices y que no te engañas a ti mismo. Cuando terminemos discutiendo el tema en esta grabación, entonces veremos donde nos encontramos en todo esto.

Yo no publico estos mensajes para que me oigas, o para yo oír mi propia voz en público. Yo no soy lo importante aquí. Lo que si tiene gran significado, y es de suma importancia, es que el Señor nos unge para enseñar Su Palabra a la iglesia.

 

¡Este mensaje es peligroso! El mensaje ataca con espada de dos filos al diablo, demonios, y a todo lo que Dios aborrece. El diablo tiembla con este mensaje porque ataca su naturaleza y su actividad mas común en toda la tierra.

Veremos cuantos valientes hay allá fuera que se atrevieron oír este mensaje del domingo pasado. Lo siento profundamente por aquellos que leerán esto y lo ignorarán. Dios le está dando una respuesta profética de muchas cosas a través de estos mensajes, pero son demasiados orgullosos por oír una palabra del Señor a travésde otro ministro que no es su preferido. Espero que tu no seas uno de ellos.

Este es otro mensaje que debemos oír frecuentemente para acordarnos de estas verdades y no deslizarnos de ellas (Heb. 2:1).

¡Que seas bendecido, inspirado, renovado, y conducido hacia la victoria por medio de la Palabra de Dios en esta enseñanza!

 

Share | Download(Loading)