pic_24.jpg

¿Es bueno ser vegetariano? ¿Es aceptable comer carne o beber vino? ¿Está bien si en mi iglesia prohíben que los sacerdotes tengan esposa? ¿Está bien si una pareja de varón y hembra viven juntos y sin casarse? ¿Puede el cristiano practicar yoga? ¿Y que con oír la música de artistas que no son cristianos? ¿Estamos bajo obligación guardar el sábado? Muchas preguntas que me han hecho son contestadas en esta grabación basadas en estas escrituras. Hay mucho mas que decir de estos temas, y por esto incluyo este próximo articulo para profundizar mas sobre el tema de la grabación. ¡Aquí viene luz sobre estos temas que tienen a muchos confundidos! Otros piensan que saben la respuesta, pero en realidad no saben lo que dice la Escritura y no tienen el trasfondo histórico acerca de estas cosas. Queremos ayudarte para que puedas explicar tu fe de manera convincente.

“La exposición de Tu Palabra alumbra; hace entender a los ingenuos.” (Salmos 119:130 RVA- 2015)

_____________________

 

La Diferencia Entre Las Leyes Rituales/Ceremoniales y Los Mandamientos Morales de Dios: Parte 1

 

El tema central del libro de Gálatas gira alrededor de corregir un error que se estaba propagando en aquella iglesia a través de los judíos creyentes en Cristo. Estos querían imponerle a los gentiles convertidos a Cristo a que cumplieran con las leyes y ordenanzas dadas por Dios a través de Moisés para Israel.

 

En palabras de Pablo dirigidas a Pedro y los de la circuncisión (judíos creyentes): “¿Por que obligas a los gentiles a vivir como judíos,” y porque “les obligan a ser circuncidados”? Vea a Gálatas 2:15 y 6:12. Estas mismas preguntas se pueden hacer hoy de todos aquellos en el cristianismo que demandan que gentiles convertidos a Cristo guarden las leyes rituales y ceremoniales únicamente requeridas de Israel nacional. Preguntémosles: “¿Por que obligas a los gentiles a vivir como judíos?” La versión RVA 2015 dice, “Por que obligas a los gentiles a hacerse judíos?”

 

Hay aquellos que enseñan hoy que todos los creyentes están bajo obligación guardar el Sábado, las fiestas (Pentecostés, Día de Expiación, Pascua, Tabernáculos, etc.), la circuncisión, y que deben guardar leyes acerca de comidas limpias e inmundas. Debemos mirar esto de las escrituras y así eliminar cualquier duda. Hay mucha confusión entre cristianos sobre este tema.

 

¿Que estaba pasando en Galacia? Los judíos convertidos a Cristo enseñaban a los gálatas el error que para ser salvos los varones necesitaban circuncidarse. Recibir la circuncisión, para el judío, indicaba entrar en el pacto de Dios y someterse a las leyes dadas en Sinaí que fueron únicamente e exclusivamente para Israel. Pablo entendía que ningún gentil convertido a Dios por medio de Cristo tenía necesidad de la circuncisión. Para un gentil entrar en una relación con Dios vía la circuncisión, después de haberlo hecho por medio de la fe en Cristo, era negar y rechazar lo que ya habían recibido. Vea a Gálatas 5:1-12, 6:12-15.

 

Pero no era la ceremonia de la circuncisión la única parte de las leyes ceremoniales/rituales que no se debía demandar del gentil convertido a Cristo. Habían muchas mas.

 

Pero ahora que ustedes han conocido a Dios, o mejor dicho, ahora que Dios los ha conocido a ustedes, ¿cómo es posible que vuelvan a someterse a esos débiles y pobres poderes, y a hacerse sus esclavos? Ustedes celebran ciertos días, meses, fechas y años (Gálatas 4:9, 10 NBLH).

 

Los gentiles creyentes se estaban sometiendo a lo que los judíos cristianos querían imponerles, y Pablo se opuso. ¿Como iban estos gentiles convertidos a Cristo someterse a estos mandamientos rituales que tenían que ver con guardar días (como el sábado), meses (lunas nuevas), tiempos (fiestas israelitas), y años (como Yom Kippur –Día de Expiación; Rosh Hashannah- año nuevo- “cabeza” o “comienzo” del año). Para los gentiles convertidos a Cristo, estos mandamientos ceremoniales tenían poco significado porque no fueron criados en ellos, eran débiles, y los esclavizaban a algo que no entendían.

 

Acuérdate que Pablo fue principalmente enviado como apóstol a los gentiles, y no a los judíos (Romanos 11:13). Pablo enfatizaba que cristianos de procedencia gentil no estaban bajo obligación a estas leyes ceremoniales/rituales porque eran solo aplicables a la nación de Israel. Pero hay otra verdad aquí, y fue que con la venida y sacrificio de Cristo vino cumplimiento eterno de aquellas leyes ceremoniales/rituales que empezaron en Sinaí y terminaron con la venida de Cristo (Gálatas 3:17-25).

 

Por tanto, nadie los juzgue en asuntos de comida o de bebida, o respecto a días de fiesta, lunas nuevas o sábados. Todo ello es solo una sombra de lo porvenir, pero la realidad pertenece a Cristo (Colosenses 2:16, 17 RVA-2015).

 

El apóstol enseñaba que todas las observancias impuestas bajo la ley de Moisés acerca de comidas o bebidas, días de fiesta, lunas nuevas, y sábados eran la sombra de lo verdadero y eterno que fue provisto en Cristo a través de Su sacrificio. Cristo cumplió con el sacrificio de la oveja ofrecida en la Pascua cuando el sufrió la muerte y derramó su sangre en nuestro lugar (1ra Corintios 5:7). El se ofreció una vez y por siempre, un sacrificio eterno (Hebreo 9:9-15)! No hay necesidad de otro sacrificio de sangre o holocausto. Jesús fue el cumplimiento total de todo sacrificio y holocausto ofrecido por el sacerdocio de Israel.

 

Para el apóstol, ningún creyente en Cristo debía estar bajo obligación guardar leyes ceremoniales/rituales porque Jesús trajo la realidad eterna que cumplió con la sombra que existía bajo la ley en estos asuntos ceremoniales/rituales. Este es el gran tema de Hebreos, especialmente en los capítulos 7, 8, 9, y 10. Jesús fue hecho el Sumo Sacerdote eterno, no conforme al orden de Aarón sino al de Melquisedec (Hebreos 6:20-7:28). Cristo es fue ultimo sacrificio. Jesús fue el Cordero sin mancha que vino de Dios (1 Pedro 1:19), y su sacrificio cumplió con la sombra, que fue todo lo relacionado con el Templo, sacerdocio, sacrificios, y lo que ya hemos mencionado. Ahora, el Cuerpo de Cristo (la iglesia) y el creyente individual llegan a ser el Templo de Dios (1 Cor. 3:16, 6:19, Ef. 2:21), y somos sacerdocio santo con sacrificios que NO son de sangre (1 Pedro 2:9; Hebreos 13:15).

 

Hay aquellos cristianos que insisten que todo creyente debe guardar estas fiestas rituales porque Cristo se encuentra en cada una de ellas y El fue su cumplimiento. Si, hay verdades que el creyente puede aprender de ellas. Hay realidades importantes que se pueden aprender de las raíces hebreas del cristianismo en el primer siglo. Hay versos en el Nuevo Testamento que son incomprensibles en los idiomas occidentales y del griego, y solo tienen sentido cuando se miran en su trasfondo hebreo-judío del primer siglo. Yo reconozco esto, y he sido estudiante de estas cosas desde el 1985. Pero se puede lograr aprender mucho sin tener que sentirse uno bajo la obligación de guardar las fiestas, sábados, y leyes rituales dietéticas (guardar kosher) como lo hace el judaísmo. Acordémonos de lo que Pablo dijo de estas cosas judías: ¿Por que obligas a los gentiles a vivir como judíos? Esa es mi pregunta a todos aquellos que insisten erradamente que todo creyente debe guardar leyes ceremoniales/rituales.

 

El Efecto de La Destrucción del Segundo Templo en Jerusalén

 

El Segundo Templo y su sacerdocio existían en Jerusalén cuando Pablo escribió las epístolas. Después de la destrucción del Templo en el 70 d. de C. el sacerdocio desapareció del escenario con sus sacrificios diarios. Alrededor de 400 leyes (o mandamientos, ordenanzas, y estatutos de tipo ceremonial/ritual relacionados con el Templo, sacrificio, sacerdocio, fiestas, sábados, lunas nuevas, etc.), se hicieron obsoletas con la destrucción del Templo y la desaparición del sacerdocio y los sacrificios/holocaustos.

 

Hoy oyes a cristianos dándole latigazos al caballo muerto de “no estamos bajo la ley.” Muchos ignoran que esa frase, y otras como “las obras de la ley,” son básicamente anacrónicas porque tenían que ver con un contexto histórico que no existe hoy. Ya no hay que enfatizar esto como era necesario en el día de Pablo mientras existía el sacerdocio, Templo, los sacrificios, etc.

 

Siempre hay alguien que dice algo como, “Hermano Dan, pero el judaísmo sigue existiendo hoy, así que tenemos que decir que no estamos bajo la ley.” Cómo les dije, la gran mayoría de los mandamientos ceremoniales/rituales se hicieron obsoletos con la destrucción del Templo. Hoy, NADIE puede cumplir o guardar la ley como dada a Moisés. ¡Punto y se acabó!

 

Aquellos que insisten en guardar las fiestas dadas por Dios SOLAMENTE a Israel, lo hacen de una manera que Moisés no las enseñó. En TODAS las fiestas (Pentecostés, Día de Expiación, Tabernáculos, etc.) y sábados habían sacrificios de sangre y holocaustos que les acompañaban en el Templo. Cada sábado, y durante cada fiesta, el sacerdocio de Israel debía ofrecer ciertos sacrificios. Hoy no hay sacerdocio, sacrificio, ni Templo, así que cualquier intento de cumplir con estas leyes rituales es un cumplimiento incompleto. Personas practican las fiestas hoy basados en una interpretación judía rabínica que solo cumple en parte con los mandamientos rituales Bíblicos.

 

Me explico.

 

Después de la destrucción del Segundo Templo, Rabban Yochanan ben Zakkai logró mudar el Sanedrín al pueblo de Yavne, como 12 millas al sur de Jaffa en Israel moderno. En Yavne, Rabban y otros rabinos reconocidos dieron nacimiento al judaísmo rabínico que se practica hoy de una manera u otra entre todos los judíos religiosos (y muchos mesiánicos). Fue realmente ingenioso lo que hicieron. En Yavne, la religión judía fue esencialmente transformada y reestructurada para poder perdurar hasta el día de hoy sin las ceremonias/rituales, sacerdocio, sacrificios, y sin el Templo en Jerusalén.

 

El judaísmo rabínico entendió la realidad de que solo les quedaban como 200 mandamientos de los 613 originales. Sin Templo, sacerdocio, ni sacrificio diario, mas de 400 mandamientos asociados con los ritos y ceremonias quedaron obsoletos. Los judíos rabínicos empezaron a enfatizar que el estudio de la Escritura, la oración, y hacer lo bueno y justo (tzedakah) tomaba el lugar de las leyes ceremoniales que no podían cumplir. Por supuesto, esto era una excelente innovación, pero dejaba incumplida la ley de Dios como fue dada a Moisés.

 

Para el cristiano, de esos 200 mandamientos sobrantes, hay unos cuantos mas que no se deben imponer como obligación. Por ejemplo, Pablo nunca enfatiza la necesidad del gentil convertido guardar el sábado o cumplir con las leyes dietéticas acerca de los animales limpios e inmundos (kashrut). Romanos 14 enfatiza que estas cosas no se deben imponer como obligación, aunque si personas QUIEREN guardar el día y abstenerse de ciertos alimentos tampoco debe de ser razón para juzgarlos negativamente. No debemos juzgar a los quieren guardar los sábados y leyes sobre comidas, ni tampoco se deben juzgar a los que no ven la necesidad de cumplir con estas cosas. ¡Este es el mensaje de Romanos 14! Lee el capítulo entero en varias versiones-traducciones, y que tu consciencia te guie en esto como enseñaba el apóstol.

 

Tanto guardar el sábado como las leyes rituales sobre los alimentos solo aplicaba como mandamiento a Israel, y nunca fue la intención de Dios que fueran requisitos para el resto del mundo. En Éxodo 31:14-16 vemos que guardar el sábado era SOLO aplicable a Israel. Nunca fue el sábado dado como mandamiento a los gentiles. Levítico 20:23-26 muestra que animales limpios e inmundos eran solos aplicables a la pureza ritual de Israel y NO a la del resto del mundo. ¡Mas claro no canta un gallo!

 

En la Parte 2, veremos mas acerca de porque enfatizo esto. Del resto de menos de 200 mandamientos, los únicos aplicables a toda persona, sea judío o gentil, son los mandamientos morales. Esto lo veremos porque Pablo y todos los apóstoles enfatizaban mandamientos morales. No te pierdas estas enseñanzas sobre este tema que ha estado sujeto a gran malinterpretación en el cristianismo moderno.

 

Share | Download(Loading)