Parte_6_pic.jpg

De momento, el mensaje de la Palabra de Dios por medio del pastor cambió, ¡y nos dejó a todos sumergidos en la presencia de Dios! Cuando terminó el servicio, nadie quería irse. Este servicio fue uno de esos momentos inolvidables en la gloria del Señor Jesús. 

Este mensaje te agarra y no te suelta. Empieza con un corto repaso de algunos puntos principales de la serie, pero de momento cambia a hablar del verdadero significado de tener a Jesucristo como Señor de tu vida (Romanos 10:9). Si realmente El es tu Señor, lo amas con la obediencia a Su Palabra y mandamientos (Juan 14:21-23, 14:15), estás dedicado a El, y le sirves (Mateo 6:24). Jesucristo como Señor de tu vida indica que El es tu dueño, has humillado tu voluntad para hacer la del Padre (Mateo 7:21), y has determinado obedecerle en todo lo que te dice (Lucas 6:46). 

Hay testimonio en el mensaje de cuando el Señor sanó al hermano Dan en el 2006 de una enfermedad devastadora que ningún médico pudo diagnosticar. Sin diagnóstico ni tratamiento apropiado por varios meses, Dan seguía bajando de peso, no dormía, rehusaba comer, y tenía unas ojeras del tamaño de toronjas. No salía de su dormitorio por días y lo pasaba acostado en la cama en posición fetal. Ya no podía hablar, y lo único que le salía por la boca eran las lenguas. ¡Pero, el Señor lo liberó gloriosamente! 

 

Share | Download(Loading)