Parte_14_pic-_fields_ready_for_harvestc.

 

“Fe que no hace nada, no vale nada” es como dice Santiago 2:17, 20 en varias traducciones. Aún con Jesús, la Palabra hecha carne, NADA fue evidente hasta que recibió el Espíritu Santo al ser bautizado en el Jordán. Fue la combinación de la Palabra hecha carne con el movimiento del Espíritu Santo sobre su vida que produjo milagros, sanidades, y mas. Así mismo fue en la creación. La creación no fue el resultado de Dios únicamente decir, “Sea la luz.” Eso fue una parte. La otra parte fue que “el Espíritu de Dios se MOVIA sobre la superficie de las aguas” (Gen. 1:2, 3), ¡y entonces Dios DIJO! Había movimiento, por que sin movimiento la fe está suficientemente muerta como para enterrar (Santiago 2:26). La gran comisión es nuestro llamado INICIAL a acción (Marcos 16:15-20). Para eso fue que recibimos el Espíritu Santo- para que PRIMERO seamos testigos de Jesucristo con poder convincente (Hechos 1:8). Creo que este mensaje va a revolucionarte y hacerte uno que comienza a llevar a cabo acciones que producen gran cosecha en nuestros días. La mies es mucha, pero poco son los obreros. Oremos que El Señor de la mies envíe mas obreros a su mies (Mateo 9:36-38). Que tu seas uno de los que dices, sin duda alguna, “¡Señor Jesús, aquí estoy yo! Úsame a mi para traer a Ti a los perdidos, descarriados, enfermos (y etc.), para que estos reciban salvación, liberación, y sanidad!” Amen! Oye esta grabación hoy.    

 

 
 
 
 
 
Share | Download(Loading)